Cómo evitar engaños a la hora de comprar suplementos dietéticos

En este mundo, todo lo que puede ser un negocio es un negocio, sea legal o no, sea honesto o no, sea auténtico o no. El caso es que para ganar dinero se recurre a cualquier cosa, incluyendo poner en peligro la salud de la gente o engañar a los que se preocupan por la misma.

ejercicios

Uno de los ejemplos más sonados a día de hoy son las “pastillas para adelgazar” milagrosas que no llevan a ninguna parte o que son dañinas para nuestro cuerpo, y nos disponemos a ver algunas de ellas para saber qué debemos evitar a la hora de comprar nuestros suplementos:

• Orlistat: El periódico El Mundo avisó en 2010 de los peligros de este principio activo, presente en diversas píldoras adelgazantes. El Orlistat puede causar daños hepáticos, habiéndose registrado un número de ellos lo bastante significativo como para que la Agencia Americana del Medicamento (FDA en inglés) lanzase una advertencia a nivel mundial. Se han llegado a documentar casos donde además este componente produce adicción, por lo que es una buena idea evitarlo en favor de otros mejores.

• Proactol: Dejando de lado la falta de estudios científicos de rigor que demuestren la eficiencia del proactol, el hecho de que no sea recomendable ni para pacientes con problemas de riñón ni para pacientes con el colesterol alto, que pueda provocar problemas de estómago y que encima no tenga ningún componente fuera de lo normal dentro del mundo de los suplementos dietéticos y que el precio sea discutible, nos queda que el proactol realmente no es muy recomendable, por lo que también sería una sabia idea evitarlo a toda costa.

La pregunta es evidente: “¿Qué debemos comprar para evitar que nos estafen?”, pues bien, aunque hay posibles y diversas respuestas, lo más apropiado es hablar de los dos mejores complementos a la hora de adelgazar, estos son el mango africano y el Phen375.

Lo que separa a estos dos del resto es que sus resultados han sido objeto de riguroso estudio científico y comprobados en miles de casos. Además se han convertido en dos de los productos más populares en este país debido a la potencia de sus efectos.

Dichos efectos son los siguientes:
Tanto uno como otro regulan el apetito, disminuyéndolo lo suficiente como para evitar comer grasas de sobra, y además impulsan mucho el metabolismo, lo que aumenta la cantidad de energía de la que dispone el cuerpo además de la cantidad de grasas quemadas.

Además de ello, el extracto de mango africano es una sustancia 100% natural que tiene el efecto adicional de prevenir que los carbohidratos que ingerimos se conviertan en grasas dentro del sistema digestivo, lo que reduce aún más la grasa que se genera mientras se maximiza la que el metabolismo quema.

Estos efectos resultan imprescindibles en cualquier estrategia de pérdida de peso, y son las dos mejores recomendaciones posibles a la hora de adquirir un suplemento dietético.

haz click aquí.