El coste de perder peso

En esta época de crisis y dificultades para llegar a fin de mes, llega un momento en que perder peso se convierte en un proceso costoso no sólo a nivel personal, es decir, fuerza de voluntad y dificultades, sino a nivel económico.

euros-foto

Cuando uno intenta perder peso, a lo primero que recurre es a la dieta o al ejercicio. El uso eficiente de cualquiera de estos dos métodos requiere de una inversión económica, como veremos a continuación:

Las dietas requieren, como mínimo, de un/a nutricionista como inversión inicial. ¿Por qué? Porque hay demasiadas dietas que se autoproclaman efectivas circulando por ahí que pueden afectar negativamente a nuestro organismo. Cada persona requiere un método especializado que debe ser autorizado y controlado por un experto/a en la materia, esto es, un/a nutricionista, cuyo coste ya de por sí es más de lo que muchos se pueden permitirse.

Lo primero que dicho nutricionista hará será indicarnos una rutina alimentaria compuesta por una serie de alimentos en concreto que deberán adquirirse, y muchos de ellos tienen un coste por encima de lo que un español azotado por la crisis puede permitirse. Por tanto, esta inversión inicial sube al tener que localizar y comprar estos alimentos, diferentes de los de la dieta normal de un individuo o de una familia.

Por otra parte, es cierto que irse a correr por ahí para hacer ejercicio y bajar de peso es gratis, pero hacerlo eficientemente requiere de otro especialista y/o de la suscripción a un centro de fitness especializado, como un gimnasio de cualquier tipo. Esto es así porque cada cuerpo es diferente, y al igual que pasa con la alimentación, necesita ser controlado de cerca y necesita una tabla de ejercicios personalizada para obtener el máximo rendimiento que dicho cuerpo sea capaz de obtener, no hablemos ya del rendimiento a la hora de quemar calorías.

Todo esto es una inversión después de otra, ya no sólo de dinero, sino también de tiempo.

No obstante, hay una forma mejor y sobre todo más económica de hacer las cosas, y es mediante el uso de complementos dietéticos.

Los complementos dietéticos no son sino unas píldoras que aportan al cuerpo efectos beneficiosos que van desde un aumento de la quema de grasas hasta una supresión del apetito. Contar con estos efectos es crucial a la hora de bajar de peso y no sólo estamos hablando de que con tomárselas ya se impulse la eficiencia de los mismos, sino de que su precio es inferior al del proceso de dieta y ejercicio ya descrito.

Por tanto, tomar estos complementos se convierte en una forma más sencilla y más económica de lograr una bajada de peso sustancial que las inversiones arriba mencionadas, y a la vez que son compatibles con nuestras dietas habituales, se pueden potenciar aún más con algo de ejercicio por nuestra cuenta que ayude al organismo a librarse de todo el exceso de grasa, y por tanto, a mejorar nuestra salud.
acerca de Mango Africano.

Cómo evitar engaños a la hora de comprar suplementos dietéticos